El tabaco Burley es la segunda variedad más consumida, después del Tabaco Virginia. Los países donde se cultiva son principalmente EEUU, Brasil, Malaui y Argentina aunque también se cultiva en menor medida en Mozambique, India e Italia.

Tabaco Burley - Proceso de secado

Tabaco Burley – Proceso de secado

La planta del tabaco Burley no es muy alta. En un momento del proceso de crecimiento se corta el tallo con la flor que comienza a desarrollarse para evitar que continúe creciendo a lo alto y también se controla el crecimiento de brotes. De esta manera se consigue que las hojas que crezcan sean más ricas y grandes.

Cuando llega el momento de la recolección, las plantas se cuelgan en secaderos para ser secadas al aire durante unas ocho semanas. Una vez secas, el color de las hojas es amarronado.

El tabaco Burley aporta a la mezcla un sabor puro y muy fuerte, pero resulta poco aromático.

En el American Blend, el tabaco Burley representa entre un 20% y 30% del total, mientras que el tabaco Virginia suele ser un 70% y el Oriental suele ser entre un 5% y un 10%.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

1.381Comentarios