Hace unas semanas te contábamos en un post cómo se hacen los puros. Se trata de un oficio que requiere una gran experiencia y destreza. Hoy queremos contarte un poco más sobre otro de los oficios más importantes de una fábrica de puros: el lector.

Lectores de tabaquería

Lectores de tabaquería. Foto de http://www.elnuevoherald.com/

Historia del oficio

En Cuba se conoce el oficio como lectores de tabaquería. Este oficio nació en Diciembre de 1.865. En esta época la clase obrera comenzaba a tomar conciencia de sí misma y se respiraba un aire de independencia y revolución en la isla.

Unos meses antes había visto la luz la primera edición del periódico La Aurora, dirigido a la clase trabajadora. Los creadores de este periódico fueron quienes apoyaron la creación del puesto de lector en las fábricas de tabaco para culturizar y educar a los trabajadores.

Al principio, todos los trabajadores ponían una cuota y se iban turnando para ser el lector, que cobraba su jornal de la cuota común para recompensar el tiempo que no estaba trabajando y cobrando.

Desde aquel entonces, los lectores han continuado su labor, pero ya no sólo se centran en textos ideológicos, sino que se leen textos de toda clase como las novelas clásicas. No es de extrañar que algunas de las vitolas más famosas se llamen como los protagonistas de los grandes clásicos: Montecristo, Romeo y Julieta,…

El lector en la actualidad

Poco a poco el oficio fue profesionalizándose. Tras la revolución se creó el puesto de forma oficial en las fábricas y los lectores dejaron de ser los propios torcedores. Se buscaron lectores con la voz clara y hábiles en la lectura. También se creó un organismo que decide qué lecturas deben leerse a los trabajadores.

El objetivo de las lecturas sigue siendo el mismo que en los inicios: culturizar, educar y dignificar a los trabajadores, fortalecer la ideología y motivar el trabajo.

En el año 2.012 Cuba declaró el oficio de lector de tabaquería como Patrimonio Cultural.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Debes tener al menos 18 años para visitar este sitio.

Por favor confirma tu edad